Y el EABE volvió a Almería…

eabe17-1Este fin de semana hemos podido disfrutar de otro EABE más, otro encuentro de docentes que quieren queremos cambiar la educación, que entendemos que se puede hacer de otra forma, que se pueden usar otras metodologías, que nos encanta volver a vernos para darnos besos y abrazos de verdad, para conocer a gente nueva que se incorpora a este movimiento eabero… en el que afortunadamente cada vez somos más.

El EABE cumple su novena edición y ha vuelto a la provincia donde inició su andadura: Almería. Se inicia el 2º ciclo de paseo andaluz. Empezó en mayo de 2009 y nada tiene que ver lo que pudimos vivir en aquel Encuentro con lo vivido este fin de semana, ni desde el punto de vista organizativo, ni de asistentes, ni de contenidos, ni de… Afortunadamente el EABE ha evolucionado y está más vivo que nunca, porque eso de juntar a más de 400 personas en Almería un fin de semana previo a las vacaciones pocos eventos pueden conseguirlo. Y eso que cada asistente nos pagamos de nuestros bolsillos todos los gastos de desplazamientos, alojamientos y manutención. Vamos mayoría de docentes, sí, pero también vienen alumnos y estudiantes universitarios… y familias.

Llegamos el viernes a mediodía a Almería. Dejamos las maletas en el apartamento que habíamos alquilado -muy buenos los apartamentos 16:9 donde nos alojamos- y bajamos a almorzar algo pues hicimos el viaje del tirón. Ya allí nos pudimos dar los primeros besos y achuchones con Lola, Pily, Engracia, Gui, Rosa, José María y Manolo, grandes amigos y amigas todos.

Antes de las 5 ya estábamos en el Museo de Almería, sede de la tarde del viernes. Nos acreditamos, recogimos la carpeta y el pasaporte y nos apuntamos a los talleres que más nos interesaban de la mañana del sábado. Aquí tenéis el enlace al programa completo del Encuentro.

El evento comenzó de forma plenaria con una videoconferencia con Argentna, donde se estaba celebrando de manera simultánea el EABE Latinoamericano. Funcionó la conexión de maravilla y fue algo que se hacía por primera vez en un EABE: la interconexión al otro lado del charco. Las maestras y el maestro argentino nos contaron algunas de las experiencias que están desarrollando allí con ayuda de las TIC y algunos de los dispositivos que están usando.

Tras esta videoconferencia se nos presentó una mesa redonda titulada “Una década de innovación educativa”, presentada por Carmen Caparrós, en la que intervinieron Lola Urbano, directora y maestra, como eabera veterana; Linda Castañeda, profesora de la Universidad de Murcia y que no asiste a un EABE desde hace 4 años; Alberto Romero, profesor de FP y asistente por primera vez a un EABE y Guadalupe González, madre y representante de las familias y AMPAs. En esta mesa se habló desde distintas visiones de dónde venimos, cómo estamos y hacia donde vamos en la escuela, tanto desde el punto de vista de uso de las TIC, como de metodologías, como de igualdad de oportunidades, atención a la diversidad… Esto se merece un post aparte… a ver si tengo tiempo.

Y llega el momento del homenaje a Salvador Pérez Guantes, @salpegu. Supermerecido. Desde que coincidí con él en el EABE11 de Casares -fuimos vecinos de habitación Miguel y yo con él- entablamos una buena amistad, que se fue consolidando EABE tras EABE. No faltaba nunca, ahí estaba siempre para que la voz de las familias fuera escuchada. Y acompañado de su cámara de fotos. Por parte de sus compañeros de FAPACE se leyó un texto escrito por él -precisamente después del EABE de Casares- y se nos presentó el proyecto de la Asociación Infantil que se va a crear en La Chanca, un barrio muy humilde almeriense, que es un ejemplo claro de comunidad de aprendizaje y aprendizaje servicio. ¡Qué buen rato nos hicieron pasar esos chicos y esas chicas explicándonos el proyecto! Se notaba ilusión en sus caras, en cada frase que decían… Ojalá les salga bien, pues se lo merecen con creces. Seguimos con el pasilleo, los saludos y nos vamos a la “Ruta de la tapa almeriense”, que ahí también se aprende tela… 🙂

La mañana del sábado se distribuía en diversas sedes: la Escuela de Arte, el CEIP Giner de los Ríos y varias plazas cercanas, pues el objetivo era llenar las calles de talleres educativos. Yo había elegido el de “Liderazgo educativo y organización escolar” -que también merece un post aparte- y el de “Las clases que nos gustan”, llevado por alumnos de José Luis Castillo. En este segundo taller no me quedé todo el tiempo, pues intenté paearme por otros de los talleres que me interesaban. Este es el problema de la simultaneidad de espacios: la oferta es más diversa y, por tanto, tienes que elegir qué perderte, pero el tiempo que hay es el que hay y no se puede hacer de otra forma.

Tras los talleres, cuando conseguimos juntarnos todos en el patio central de la Escuela de Arte -que no fue fácil- nos hicimos la tradicional foto de familia, gracias como siempre a mi amigo Antonio Sevilla, un crack.

fotofamiliaEl almuerzo oficial fue en el Bar Cayetana, en pleno Mirador de la Rambla. Con el último pastelito en la boca ya estaban los de Euterpe sacando al personal para ensayar el flashmob que se realizaría después en el entorno de la Escuela de Arte. Posteriormente nos fuimos al Teatro Apolo, un teatro muy coqueto en el que se pasó el testigo al EABE18, que se desarrollará en tierras malagueñas y del que, viendo el equipo de personas que subieron a recoger el testigo, seguramente disfrutaremos. Por supuesto, #yovoy.

Terminamos con un taller de cine y música en vivo, a cargo de David Álvarez, su hermano Manuel y una compañera que tocaba el violín. ¡Vive el cine mudo: El gordo, el Flaco… y ¡Acción!

Es evidente que cada cual puede contar que ha vivido un EABE distinto. Yo os dejo aquí el que yo he vivido, en compañía de mi familia y amigos. Tengo la fortuna de que mi mujer y mi Patri me sigan acompañando pues ya son eaberas también y de estar rodeado todo el tiempo de amigos y amigas y de saludar a muchos otros y de entablar conversaciones, aunque como siempre muchas se quedaron en el tintero. Mucha alegría de al menos poder saludar a gente que hacía mucho tiempo que no veía y echando de menos a muchos otros que no pudieron venir. Otro EABE más… y ya van 9.

POR UNA ESCUELA CON PASIÓN… ¡VÍVELA!

Continuará…

foto2 foto1Más información: