Los vídeos del evento “Migas solidarias”

Después de la crónica del evento “MIgas solidarias” que se celebró el pasado sábado en San José Obrero y que tanto éxito tuvo, os dejo por aquí un par de vídeos.

El primero es el de la videoconferencia que hice en directo para explicar la Operación pulseras y el funcionamiento de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia y a qué se va a dedicar el dinero de nuestras donaciones. Lo grabé desde mi ordenador mientras hacíamos el hangout y aquí lo tenéis:

El segundo vídeo es un resumen fotográfico del evento y lo he montado con las fotos que hicieron mi compañera Paqui y mi cuñado Joaquín y alguna más que me mandaron por whatsapp. La música que suena está interpretada por mi hija, Patri, que ha grabado en algunas de las actuaciones que ha hecho con su academia de canto. Espero que disfrutéis tanto viéndolo como yo he disfrutado montando el vídeo:

La crónica del evento “Migas solidarias”

Migas solidarias

Ayer fue el día. Llevábamos anunciándolo desde hacía bastante tiempo. Un evento solidario organizado por mi coro de la Hermandad de San José Obrero para recaudar fondos destinados al proyecto de la Fábrica de células imparables de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia.

Lamentablemente no pude asistir porque sigo ingresado en el Hospital para ver si conseguimos calmar de una vez por todas esos dolores que tengo en la espalda por culpa de la enfermedad. Pero decidimos no suspender el evento porque ya estaba todo organizado y además, de una u otra forma, yo iba a estar.

Se montó un stand para vender artículos de la Fundación y pulseras de la “Operación pulseras #yomecuro #SeguimosJuanma” y para entregar folletos e información sobre lo que hace la Fundación, los proyectos que desarrolla, etc. Se adornó el patio con globos, posters…

También se montó un pequeño ambigú en el que se podían comprar bebidas, montaditos varios y las migas que hizo mi buena amiga Ana Belén. Y por la tarde, café acompañado de dulces que hicieron algunas de nuestras componentes del coro. Mi mujer hizo las corbatas -que además de una prenda de vestir es un dulce-. Las corbatas se las enseñó a hacer mi madre y siempre tienen éxito allá donde las llevamos. Por supuesto todo lo recaudado en el ambigú también iría a la Fundación.

Según me comentaron una vez que terminó todo, en el ambigú se recaudaron limpios 750 € y en el stand de venta de productos y pulseras 280 €, por lo que no está nada mal haber sacado 1080 € de beneficio que serán donados a la Fundación. Y todo gracias a la colaboración, al apoyo y a la solidaridad de todos los presentes.

No pude estar físicamente, pero como ya os he comentado yo tenía que estar de una u otra forma. Y estuve presente de dos formas: una de ellas controlada e ideada por mí, pero la otra no. Os cuento:

Como en el hospital se puede contratar wifi y además de buena calidad -esto lo comentaré en otro post-, se me ocurrió hacer una videoconferencia con los presentes -usando Hangouts, por supuesto- para explicarles un poco en qué consistía la Fundación y a qué destinan los donativos que reciben. Pero había varios inconvenientes técnicos: el evento era de día y al aire libre, por lo que la proyección con un cañón quizás no se vería bien; hacía falta buena conexión a Internet allí también y había que tener los dispositivos necesarios (ordenador, cañón proyector, altavoces…). Pero la gente de mi Hermandad de San José Obrero son unos cracks y consiguieron solventarlo todo en un momento. Tenían los dispositivos y la conexión preparados y echaron los toldos del patio para que no hubiera tanta claridad y se pudiera ver lo que se proyectara. La tarde anterior hice la prueba técnica con mi tocayo Juanma y comprobamos que el hangout se podía hacer perfectamente. Y lo hicimos…

Lo que yo no esperaba fue la otra forma en la que aparecí. Y es que Ana Belén cogió el dibujo que me hizo mi amigo César Poyatos, se lo llevó a los chicos discapacitados con los que trabaja y me hicieron esto:

Juanma presente

Yo alucinaba, os lo prometo. Infinitas gracias. Muy emocionante todo. Os puedo asegurar que ha sido uno de los mejores días de mi vida… y eso que no me moví de mi habitación del Hospital Virgen del Rocío. Pero es que ver desde la distancia la entrega de mi familia y de mis amigos y amigas para que todo saliera de lujo -como así fue- y para que se recaudara lo máximo posible hizo que estuviera tremendamente emocionado todo el día. (Lo único que faltó para que el día fuera perfecto del todo fue que el Valencia no marcara ese gol en el descuento y el Sevilla FC se hubiera traído el triunfo de Mestalla)

No voy a personalizar en nadie porque esto ha salido así gracias al esfuerzo y entrega desinteresada de muchas personas, pero tengo que dar mi agradecimiento más sincero a la Hermandad de San José Obrero, porque todo han sido facilidades; a la gente de mi coro, porque desde que se propuso esta idea ahí han estado con lo que hiciera falta: aportando dinero y trabajo en el ambigú; a mi familia, que han atendido el stand de venta de productos y el de tickets; al equipo de fotografía -mi compi Paqui y mi cuñado Joaquín, que han hecho unas fotos magníficas del evento- y a todos los familiares, compañeros y amigos que han estado presentes para apoyar la causa.

En los siguientes enlaces podéis encontrar todas las fotos del evento:

#yomecuro #SeguimosJuanma

Crónicas hospitalarias (I)

Con parte de mi familia

Aunque no tiene nada que ver una cosa con otra, el título de este post me lo ha inspirado ese “Crónicas marcianas” que a tanta gente tenía enganchado hace varios años a la tele. Y lo de numerarlo es porque mi intención es que éste sea el primero de una serie de artículos; escribiré uno cada vez que tenga que pasar por un ingreso hospitalario pues, dada mi situación actual, tengo claro que será más de uno. También tengo claro lo de “hasta aquí puedo contar”; me considero lo suficientemente centrado para discernir entre lo que se puede contar y lo que debe quedar dentro del ámbito íntimo/personal/privado.

Muchas de estas cosas que os cuento aquí ya las he dicho por las redes sociales, e incluso han ido acompañadas de fotos, pero el formato “artículo de blog” es el que más me gusta y por eso os las cuento por aquí de la forma más resumida posible. Y si has venido a verme o me has llamado, lo más normal es que ya te lo sepas todo. Esto lo he contado tantas veces que espero que ahora al escribirlo me salga de corrido.

El pasado sábado por la mañana fui con mi mujer a darle una vuelta al campo e incluso iba yo conduciendo, pero ya iba con un dolor en la espalda que venía arrastrando desde hacía varios días. Estando allí el dolor se iba agudizando tanto que le dije a mi mujer que no me encontraba capacitado para conducir de vuelta, por lo que le pedí que condujera ella. Llegué a casa, me tomé una pastilla para intentar calmar el dolor -ya tenía puesto un parche de morfina de 50- y me puse un ratito la manta eléctrica. Pero el dolor no remitía, por lo que decidimos irnos a Urgencias. Cuando llegamos allí y tras las esperas correspondientes -aunque no fueron largas, la verdad- me atendió un médico de Medicina interna que me recomendó que me pusiera un segundo parche, me puso una inyección y me dijo que me podía ir a casa porque con eso en 15-30 minutos remitiría el dolor y que el lunes hablara con mi hematóloga.

Nos fuimos para casa y pasaron 15, 30, 60, 120… y hasta 180 minutos. Y nada, el dolor no remitía. Agobio total. No sabía cómo ponerme: ni de pie, ni sentado, ni tumbado en la cama. Como yo me encontraba bastante mal y prácticamente no me podía mover, mi mujer decide llamar al 112 y, tras las explicaciones oportunas, nos mandan al 061. No tardan mucho en llegar a casa, me hacen todas las preguntas necesarias, me hacen un reconocimiento tumbado en la cama y me dicen que lo mismo tengo una obstrucción abdominal, pero eso era algo que habría que ver en una radiogarfía, por lo que deciden trasladarme en ambulancia nuevamente a urgencias. Pero antes de irse me preguntan por la pulsera que llevo puesta, se lo explico y me compran pulseras para colaborar con la “Operación pulseras“.

Trato exquisito y excelentes profesionales los del 061

Llegamos de nuevo a Urgencias del Hospital Virgen del Rocío y me atiende el mismo médico que me atendió unas horas antes. Tras comentarle que no había desaparecido el dolor y lo que me dijeron los del 061, decide hacerme una radiografía, aunque en la misma no se detecta ninguna obstrucción abdominal. Como tiene acceso a mi historial y a los resultados de las pruebas que me han hecho en esta última semana, me comenta que el PET-TAC confirma que hay células de las malas -sí, ésas que tenemos que combatir- por la columna y las vértebras y que seguramente éstas serán las que me están produciendo el dolor en la zona lumbar de la espalda. Por tanto, decide mi ingreso en los sillones de observación para que me pongan la morfina por vía intravenosa, que será mucho más efectiva y me calmará el dolor.

Y permanezco en los sillones de Observación desde las 8 de la tarde del sábado hasta las 11 de la noche del domingo, aunque con una magnífica atención allí también por parte de todos los profesionales que me atendieron. 27 horas esperando hasta que hubiera una cama libre para subirme a planta. Finalmente me suben a una planta que no es la que me corresponde, pues me llevan a la planta de Cirujía y a mí me corresponde la de Hematología, a la que consiguen trasladarme en la tarde del pasado martes y donde aún seguimos.

El lunes consigo hablar con mi hematóloga, que me confirma que está al tanto de todo lo que me ha ocurrido durante el fin de semana -pedazo de equipo el de Hematología de este Hospital y la coordinación que tienen- y me dice que vamos a empezar con el nuevo tratamiento YA. Por tanto, durante la mañana del martes me ponen la primera sesión de quimio, me dan el pastilleo correspondiente -vuelve la Prednisona- y por la noche me ponen el chute de Bortezomid, pues éste continúa, y ya van 29… Serán 6 ciclos que ya hemos comenzado, aunque el objetivo más cercano es acabar con ese dolor de espalda, o disminuirlo todo lo posible para que me pueda ir a casa.

Escribo esto a las 3:00 A.M. del viernes día 7 -el insomnio sigue presente- y estamos en el proceso de ir disminuyendo progresivamente la cantidad de morfina que me están poniendo por vía intravenosa hasta conseguir combatir el dolor con los parches y la medicación correspondiente, algo que podría hacer en casa.

En general me encuentro bien, buen aspecto -según me dicen-, de momento sin efectos secundarios de la quimio que me pusieron hace un par de días, aunque quizás algo falto de fuerzas y con los pies un poco hinchados por estar tanto tiempo en la cama y moverme poco. Con ganas de superar esto y poder irme a casa, porque como en casa de uno… no se está en ningún sitio.

Tengo que agradecer con todas mis fuerzas el trato que estoy recibiendo en cada momento por parte de los que aquí trabajan: limpiadoras, auxiliares, enfermer@s, médic@s… Tod@s, absolutamente tod@s, auténticos profesionales. No quiero nombrarlos para no dejarme a nadie atrás, pero creo que me sé el nombre de tod@s. Muchas gracias, de corazón.

¿Y de mi gente qué puedo decir? Mi mujer, mis hijas, mis hermanas… la de horas que están echando aquí conmigo… y porque no consiento que nadie se quede conmigo de noche de acompañante porque afortunadamente me puedo valer por mí mismo bien. Y el resto haciendo sus otras funciones en casa. Son geniales y me quieren un montón, casi tanto como yo a ell@s.

Alucino con la cantidad de visitas recibidas -me van a echar de aquí :-)-, la cantidad de llamadas al móvil, de mensajes y de comentarios recibidos a través de las redes sociales, lo que se acuerdan de mí desde algunos eventos educativos, la cantidad de pulseras vendidas -hasta aquí en el hospital, Reyes, una de las limpiadoras, se ha puesto a vender pulseras y ha vendido un montón de ellas a gente de la planta-.

El álbum digital con fotos de las pulseras sigue creciendo, así que si aún no me has mandado la tuya ya estás tardando… Pero también he hecho un álbum impreso con las primeras fotos que me habéis mandado, como podéis ver en la fotografía del principio de este post. Pero habrá que hacer un segundo álbum pues en éste evidentemente no están todas las fotos y siguen llegando…

Y recuerdo que mañana día 8 serán las “Migas solidarias“. De una u otra forma allí estaré y, si te es posible acudir, allí te espero para colaborar con esta acción solidaria. Se venderán pulseras y habrá también objetos de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia a la venta. Todo lo recaudado irá destinado al proyecto de la Fábrica de células imparables.

Muy identificado con los testimonios de este vídeo. No te lo pierdas

#yomecuro #SeguimosJuanma

Continuará…

Nadie dijo que fuera fácil

He títulado este post exáctamente igual que el que escribió hace unos días mi amigo Manuel Jesís Fernández, aunque el contenido del mismo será bastante distinto.

Él detallaba en su artículo lo que puede suponer el nuevo Programa de Digitalización de Centros -al que se le ha llamado PRODIG-, y que ha propuesto este curso la Consejería de Educación para los centros educativos andaluces. Previamente hace un recorrido por lo que ha sido la integración de la tecnología en las aulas desde el año 2003, con los centros TIC y DIG, la aparición posterior de la Escuela TIC 2.0 con sus aciertos y errores, fundamentalmente centrado en la experiencia de su centro, en el que en esos momentos era director.

Y ahora que llega el PRODIG hace unas propuestas para que este programa tenga éxito. Recomiendo su lectura.

Los que me conocéis sabéis que este tema me encanta. De hecho, soy el coordinador del PRODIG en mi IES Chaves Nogales y, a pesar de estar de baja, estoy intentando coordinar el programa desde la distancia con el profesorado participante, estoy asistiendo siempre que puedo a las formaciones iniciales y estoy siguiendo toda la información que nos llega desde el Servicio de Innovación de la Consejería.

Pero como os he comentado al principio del post, el “nadie dijo que era fácil” en este artículo va por otros derroteros, centrado en lo que para mí ahora mismo es mi prioridad: seguir luchando contra mi enfermedad para conseguir el #yomecuro.

En el artículo anterior comenté que el camino se había torcido. Con lo bien que íbamos, con todos los ciclos de tratamiento puestos y dispuestos para llegar al trasplante de médula… llegó el palo. Es lo que tiene una enfermedad como ésta, nunca sabes cómo se va a presentar, cómo van a responder las células al tratamiento y cómo va a responder tu cuerpo.

Toca entonces cambio de tratamiento. Hoy he hablado por teléfono con mi doctora y me ha confirmado que no puedo entrar en el ensayo clínico que en un principio me propuso como una de las posibilidades para seguir, porque uno de los requisitos era haber respondido bien al tratamiento con Bortezomid -que es el que me han dado en 7 ciclos- y está claro que en los 2 últimos mi cuerpo no ha respondido bien: han aparecido dolores musculares y de huesos y bastantes células de las malas han sido capaces de sobrevivir al Bortezomid. Por tanto, me darán quimioterapia de la cañera, aunque aún no sé cuándo empezaremos ni con qué frecuencia, pero no tardaremos mucho.

Mientras tanto, hoy me he hecho un PET-TAC, que por lo visto es la prueba más indicada dada la situación en la que estamos y que nos puede dar la información más fiable. Me ha acompañado mi hija Vero al Centro Nacional de Aceleradores -estamos hablando de Medicina Nuclear y, para los que somos neófitos en estos temas, aquello parecía la NASA-.

Y en un par de días continuaremos con más pruebas: analítica completa y raspado de médula para biopsiarla. La semana que viene me volverá a ver la doctora y supongo que concretaremos el inicio del tratamiento con la quimio. Aquí dispuesto a lo que haya que hacer y vosotros seguid empujando porque me ayudáis a seguir a mí… y es que ya sabíamos que fácil no iba a ser… #SeguimosJuanma #yomecuro

Anécdota final: Ayer me fui pronto a la cama, poco después de las 10 de la noche, porque estaba levantado desde las 4 de la mañana, debido al habitual insomnio que estoy sufriendo; estaba muy cansado de todo el día y además dolorido. Me puse a escuchar el programa “Abierto a las 10” de Canal Sur Radio que presenta el amigo Julio Muñoz @Rancio, como muchas noches hago, pero poco después de las 11 me venció el sueño y me quedé dormido. Y esta mañana recibo un whatsapp de Carmen, amiga y compi del coro, en el que me dice que ayer Rancio entrevistó a Valentín García -ambos premiados en la gala Blogosur del pasado sábado- y que me mencionaron en un momento de la entrevista. Tengo que reconocer que me gustó que lo hicieran porque son dos personas que admiro, por lo que me puse a buscar el programa mientras desayunaba con mi Vero, escuchamos la entrevista y aquí la tenéis. La entrevista con Valentín comienza en el minuto 1:23:00 y mi mención en el 1:34:40). Gracias a los dos cracks. Un día nos juntaremos los tres en el programa. Como dice el amigo Julio: esos bichos no saben donde se ha metido. Seguimos…

El camino no siempre es recto…

Hace varios meses os contaba el camino que había elegido para afrontar mi enfermedad, que no era otro que el de estar animado y con fuerzas, dejándome querer por los que me rodean -que son un montón-… para que el #yomecuro fuera una realidad siguiendo los tratamientos puestos por los que saben de esto, que son los médicos que me están tratando.

Esta semana pasada he terminado el 7º y último ciclo de tratamiento -de 28 días cada uno de ellos- y hoy he tenido consulta con mi hematóloga que, dicho sea de paso, es un encanto. Además de excelente profesional el trato es exquisito. Lástima que las noticias que me ha dado hoy no son las que yo esperaba ni las que a ella le hubiera gustado darme. Yo iba con la idea de que me dijera las pruebas previas al trasplante de médula que me harían, según estaba previsto, y que más o menos me diera fecha aproxmada de cuándo me harían el trasplante. 

Pero nos hemos llevado un palo. Ella y yo. La última analítica confirma que la enfermedad ha evolucionado, parece que algunas de esas células malas que andan rulando por mi cuerpo y que parecía que estaban controladas con el tratamiento han sobrevivido al mismo y han hecho de las suyas, por lo que no podemos de momento hacer el trasplante ni prepararnos para el mismo. Hay que cambiar de tratamiento. Y tenemos dos posibilidades: o quimioterapia a saco o entrar en un ensayo clínico, para lo cual necesita consultarlo con los que lo llevan. La semana que viene me dirá lo que haremos.

Mientras tanto me harán un nuevo raspado de médula, repetiremos la analítica completa para confirmar que los resultados han sido esos y un PET-TAC. Más pruebas complementarias para seguir luchando contra esas malditas células con el tratamiento más adecuado para ello.

El camino se ha torcido un poco y el palo que me he llevado hoy ha sido importante, sobre todo porque no me lo esperaba -la doctora me ha reconocido que ella tampoco- y es normal que hoy esté anímicamente de aquella manera. Hace un par de horas que me lo han dicho y muy de piedra tiene que ser uno para que no le afecte. Pero me afectará lo justo y necesario. Con esto quiero decir que pienso seguir con fuerza, luchando a tope, haciéndome todas las pruebas que me tenga que hacer, yendo donde tenga que ir, dejándome querer por los que me rodean, por los que me apoyáis tanto…

Llevo varios días con dolores musculares y de huesos. Hoy me ha confirmado la doctora que estos dolores son debido a la evolución de la enfermedad. Me pondré parches de morfina para soportar el dolor, porque algunas veces es bastante insoportable.

Está claro que esto no iba a ser fácil. Demasiado bien lo he llevado hasta ahora, todo el mundo me lo decía. Había días sueltos chunguillos, pero la mayor parte de los días me encontraba bien y no he sufrido demasiados efectos secundarios del tratamiento. Han sido estas dos últimas semanas cuando han aparecido estos dolores -sobre todo en la espalda y en las piernas-. Espero poder controlarlo con los parches que me ha mandado la doctora.

Siento que hayas tenido que leer este post, pero prometí desde el primer momento que os contaría la evolución de mi enfermedad, lo bueno y lo malo. Hoy ha tocado de esto último, pero afortunadamente lo bueno va ganando por goleada y estoy seguro que acabará imponiéndose. Necesitaremos tiempo y paciencia, pero ganaremos, porque #yomecuro… y contigo al lado empujando.

#SeguimosJuanma…

El ejemplo

No, hoy no es de mis mejores días. Ni hoy ni ayer. Cosas del tratamiento, es lo que tiene, días mejores y días peores, aunque, como ya os he comentado en más de una ocasión, los días malos son los menos afortunadamente, aunque cuando vienen son durillos, porque se presentan en forma de dolores musculares y de huesos que hacen difícil coger postura ni sentado, ni tumbado, ni de pie. Pero hay que afrontarlo y seguir tirando… algún que otro calmante, mantita eléctrica, mucho cariño de los que me rodean… y a seguir.

Esta semana he terminado los ciclos de Bortezomid, mi quimio particular para tratar el mieloma. Han sido en total 28 chutes -como yo les llamo- repartidos en 7 ciclos. Nomalmente ponen 6, pero a mí me han puesto 7. Ahora me quedan un par de semanitas de pastilleo antes de entrar en las pruebas previas al trasplante de médula que, según me dijo la hematóloga, me harán en aproximadamente 3 meses.

En general me encuentro bien. A pesar de tener que pasar por estos días más rarillos, el ánimo no se me viene abajo y es que es imposible desfallecer, porque es tal la cantidad de apoyo que estoy recibiendo de todas partes que me siento tan acompañado por amigos, familiares, compañeros, que el ánimo para seguir está a tope.

Mucha gente me dice que estoy dando un ejemplo con la actitud que he tomado para afrontar la emfermedad. La verdad es que desde el primer momento me lo tomé así… y eso que el primer momento fue bastante complicado, sobre todo, porque coincidió con la parte final de la enfermedad de mi madre. Pero yo tenía claro que había que tirar p´alante.

Yo sí que estoy recibiendo ejemplos, estoy recibiendo toda una lección de vida: el saber discernir prioridades, el darle importancia y justo valor a lo que de verdad lo tiene, el saber que tienes tanta gente acompañándote, gente que te dice: “Juanma, yo no te llamo porque me tienes informado de todo gracias a tu blog y a las redes, lo cual te agradezco enormenente”.

Con la Operación pulseras os puedo decir que estoy supercontento, pero no porque la gente lleve una pulsera que ponga #yomecuro #SeguimosJuanma -que también-, sino por lo que representa de acción solidaria y la inmensa respuesta recibida hasta este momento y que continúa…

¿Y la cantidad de fotos que estoy recibiendo con las pulseras puestas? Una maravilla. Las estoy agrupando todas en este álbum digital que, por supuesto, está a disposición de todos. Si falta la tuya, ya sabes, mándamela:

Otro ejemplo importante me lo están dando los alumnos y alumnas de mi IES Chaves Nogales, tanto a los que les he dado clase como a los que no. Se han organizado para comprar pulseras, llevarlas puestas y mandarme las fotos, fundamentalmente por Instagram, claro, que es donde están ellos. Estas son cosas que llegan y emocionan mucho…

Y claro está que mi sobrina Ángela también tenía que tener su fotito con su tío:

Su héroe

Imposible poder describir con palabras lo que ha supuesto para mí el que mi Patri me dedique esta canción. Emocionado es poco. Gracias, campeona. Eres una crack. Me das más fuerza todavía para seguir… #SeguimosJuanma #yomecuro

La “Operación pulseras” en la radio

Ayer el amigo Javi Nemo me entrevistó en su programa “Aún no es viernes” de Sevilla FC Radio, en el que también estaban Carolina Álvarez y Manu Partida.

Ya he estado en un par de ocasiones en su programa para hablar de Educación y del uso de las tecnologías y los móviles en el aula con fines educativos. Pero en esta ocasión tocaba hablar de otra cosa: de la “Operación pulseras”, acción solidaria que ya os he contado por aquí y que tan entretenido me tiene. Muchas gracias por vuestra colaboración, de corazón os digo que me tenéis emocionado. Todo lo recaudado irá destinado a la Fundación Josep Carreras contra la leucemia.

Os recuerdo de nuevo la forma de colaborar. Si quieres alguna/s pulsera/s rellena este formulario para hacer tu petición. Posteriormente para hacer tu donación puedes hacerlo por tarjeta en esta página -totalmente fiable-, o hacer una transferencia bancaria -para lo que me puedes mandar un correo a juandiaz8@gmail.com para que te dé el número de cuenta- o si vives en Sevilla podemos quedar y te doy personalmente la/s pulsera/s.

Aquí puedes escuchar la entrevista completa. Son 20 minutos. Pulsa sobre la siguiente imagen para acceder al audio:

#yomecuro #SeguimosJuanma

Un añito más…

Hoy es mi cumple. 51 tacos. De la generación del 67. El primer cumpleaños sin mi madre. ¡Ay, con lo que le gustaba a ella que lo celebráramos juntos! Por eso no podíamos defraudarla y eso hemos hecho: celebrarlo en familia y soplar las velas, como es tradición.

El día comenzó a las 12 de la noche y desde ese momento no he parado de recibir notificaciones en mi móvil para felicitarme. Impresionante la cantidad de whatsapps, telegrams, tuits y mensajes de Facebook que he recibido. Sin embargo haste este momento (19:25) no he recibido ningún SMS y sólo una llamada telefónica -de mi amigo Jesús-. Está claro que los tiempos cambian…

Google también se ha vuelto a acordar este año de mi cumpleaños y me ha puesto un doodle personalizado:

Me ha gustado mucho este correo que me ha enviado la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, de la que soy socio:

La mañana la empezamos cantando con mi coro de San José Obrero delante de la Esperanza de Triana. Toda una experiencia:

Sin duda, el mejor regalo que he recibido de cumpleaños ha sido el poder comprobar lo querido que me siento: familia, amigos, compañeros, gente que no conozco personalmente pero que nos conocemos virtualmente gracias a las redes… Muchos deseos de felicidad, de ánimo, de fuerza para seguir luchando con el #yomecuro. Mucho apoyo y muestras de solidaridad colaborando con la “Operación pulseras“. Me siento muy afortunado, de verdad.

Me he estado acordando todo el día de la celebración que me prepararon el año pasado. Fue una pasada. Mi gente se lo curró tela. Un año después las cosas han cambiado bastante, pero seguimos con las mismas fuerzas y ganas de vivir, por lo que ese #yomecuro y ese #SeguimosJuanma nos seguirá acompañando.

El año pasado hice un vídeo un poco friki para agradecer las felicitaciones. Yo creo que también vale para este año, cambiando 50 por 51 :-). Aquí lo tenéis:

Y esto que me cantó mi mujer también fue una bonita sorpresa:

Muchas gracias por estar ahí, por tu felicitación y por tu apoyo. Seguimos…

La solidaridad en forma de pulseras

Operación pulseras #yomecuro #SeguimosJuanma

El diccionario de la Real Academia Española define la solidaridad así:

Si nos quedamos con la primera acepción, podemos decir que se corresponde perfectamente con la “Operación pulseras“, causa o empresa que se me ha ocurrido y que os conté por aquí.

Tengo que reconocer que estoy bastante desbordado, porque de lo que me planteé como idea inicial -hacer unas pulseritas de tela para familiares y amigos cercanos- ha crecido de una manera bárbara, de tal forma que me llegan peticiones de pulseras de muchos sitios y en cantidades importantes. Y si en esto se ha convertido la Operación pulseras pues con ella seguiremos, porque se trata de una buena acción y me demuestra que en este mundo hay mucha gente buena dspuesta a ayudar a los demás.

Ya he repartido casi 700 pulseras y tengo encargadas 1000 más. Y, mientras me encuentre bien y con fuerzas, seguiré encargando las que hagan falta… Lo que no quiero que ocurra son dos cosas:

  • que nadie que quiera una pulsera se quede sin ella
  • obligar a nadie a que compre una pulsera ni a ponérsela

¿Cómo conseguir las pulseras?

Es importante que si quieres alguna/s pulsera/s rellenes este formulario porque así me permite tenerlo todo más o menos controlado. El precio de la pulsera es voluntario, aunque he decidido poner un mínimo de 1 € por pulsera. A partir de ahí lo que cada cual quiera.

Una vez relleno el formulario, para pagar la/s pulsera/s podrás hacerlo presencialmente si quedamos para la entrega de las mismas. Y si no es posible que quedemos, se puede pagar con tarjeta en esta página: https://www.leetchi.com/c/pulsera-yomecuro-seguimosjuanma -totalmente fiable- o si prefieres hacer una transferencia, mándame un correo a juandiaz8@gmail.com y te mando el número de cuenta.

Todo lo recaudado, una vez descontados los gastos, irá en forma de donación a la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, que desde el primer momento me han apoyado en la idea e incluso han publicado este artículo titulado “Pulseras solidarias contra la leucemia” en su web:

¿Y por qué esta Fundación y no otra u otra ONG?

Pues por varias razones: porque ya contacté con ellos hace un par de cursos cuando desde el IES Chaves Nogales destinamos lo recaudado en el Día de la Solidaridad a ellos y todo fue muy bien; porque es una Fundación que se centra en luchar contra la leucemia y otras enfermedades de la sangre, como la que yo tengo; y porque hay indicios y pruebas más que suficientes de que lo recaudado efectivamente se usa para seguir avanzando en luchar contra esta lacra.

Me he puesto como fecha tope de esta Operación pulseras el 30 de noviembre, porque después seguramente tendré que centrarme en el trasplante de médula que me harán. Pero si hay que seguir, se sigue. Lo que sí os aseguro es que tendréis detallada información de absolutamente todo, transparencia total, para que nadie tenga la mínima duda de que hasta el último euro será donado. Tú que me conoces sabes que así será.

Y mil gracias por tu colaboración. Así es imposible desfallecer y venirse abajo… #SeguimosJuanma #yomecuro

Para terminar os dejo este vídeo sobre la donación de médula, algo muy necesario. ¡Hazte donante!