Soy Google for Education Certified Trainer

certifiedtrainerbadge¿Y qué es esto de ser Trainer de Google para Educación? En este enlace tienes toda la información, pero por decirlo de una forma resumida, podemos decir que lo que ahí llaman Capacitador certificado (Certified Trainer) es considerarte por parte de Google alguien capaz de transmitir a otros docentes los beneficios de usar la tecnología en el aula. Se trata de redefinir el aprendizaje con ayuda de la tecnología.

¿Y esto es fácil o difícil?

Pues formar parte del grupo de trainers no es precisamente fácil, pero si eres alguien que estás acostumbrado a usar las TIC en el aula, especialmente las herramientas de G Suite para Educación, desde aquí te animo a intentarlo y me ofrezco para ayudarte en lo que necesites y esté en mi mano. Voy a intentar detallar el proceso que yo he seguido:

¿Cómo ha sido el proceso?

Hacía tiempo que tenía en mente intentarlo, sobre todo porque me animaban bastantes amigos a ello. Gracias a mis compis del instituto, a Gonzalo, a Miguel, a Alberto y al resto de figuras del equipo de coordinación de la comunidad GEG España. Me vine del Encuentro “Aprendemos en la nube”, que celebramos en mayo en Valencia, con las pilas supercargadas y con unas ganas enormes de intentarlo. El problema es que no encontraba el momento para ponerme a ello. Sin embargo, para empezar de alguna forma, se me ocurrió plantear a mi claustro que intentáramos sacarnos la certificación de nivel 1 para educadores. Por supuesto, era algo voluntario y que no comprometía a nada, pero podríamos ayudarnos unos a otros trabajando de forma colaborativa. Hay que tener en cuenta que en mi centro llevamos usando las Google Apps para Educación 5 años y hemos tenido mucho de autoformación y a distintos niveles, pues todos los cursos se nos incorporaba una buena parte de profesorado provisional a la plantilla, que en muchos casos no habían usado nunca las Google Apps con fines educativos.

Entre profesorado actual del centro, profesorado que estuvo con nosotros en cursos anteriores e incluso profesorado de otros centros nos juntamos un grupo de más de 20 personas. Creé una clase en Classroom en la que yo actuaba como profesor y el resto de compis como alumnos.

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 18.20.13Ahí íbamos poniendo los recursos necesarios y las tareas a realizar, que son capturas de pantalla que evidencien que se han superado las distintas lecciones del curso de capacitación.

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 18.25.25Algunos lo hemos terminado, otros están en proceso y otros aún no han empezado, pero estoy satisfecho porque a mí particularmente me ha motivado para seguir adelante. Y para ello nada mejor que aprovechar el período vacacional. Hay gente que desconecta por completo y los envidio, pero yo no soy capaz. Es más, intento aprovechar estos momentos de vacaciones pues creo que da tiempo para todo: para estar con la familia, para disfrutar de la piscina o la playa, para leer, para currar en el campo, para pasear y tomar unas cervecitas y para tener un ratito de ordenador, con el aire acondicionado puesto, eso sí :-).

Educador certificado de nivel 1

GCE_Badges_01Se trata de una capacitación sobre los aspectos básicos del uso de la tecnología en el aula, fundamentalmente de las aplicaciones de G Suite. En mi caso particular seguí las 13 lecciones del curso de capacitación y realicé los cuestionarios de cada una de ellas. La verdad es que se aprende bastante en estas lecciones y te dan muchas ideas que pueden ser llevadas al aula adaptándolas a tu contexto.

Una vez superadas las lecciones llega el momento de presentarse al examen, que cuesta 10 $, que hay que hacer online y para el que se dispone de un tiempo máximo de realización de 3 horas. Para ello hay que crearse una cuenta específica y seguir las instrucciones.

El examen consta de 2 partes diferenciadas: una primera parte en la que hay que responder a un cuestionario de unas 20 preguntas tipo test y una segunda parte más práctica en la que se proponen 11 tareas que hay que ir realizando con documentos que te faciltan. Hay que usar una ventana de incógnito del navegador Google Chrome y tener habilitada la webcam. Realicé el examen a primeros de julio, tardé aproximadamente en terminar el examen 2 horas y media y a los pocos minutos recibí la noticia de que lo había superado. También recibí el badge y el diploma que acredita la certificación.

Captura de pantalla 2017-07-02 a las 14.42.03Captura de pantalla 2017-07-06 a las 21.28.24Desde aquí animo a todos los docentes que usen las Google Apps en el aula a que intenten obtener esta certificación de nivel 1, pues creo que es bastante accesible, aunque desde luego hay que prepararse para ello.

Educador certificado de nivel 2

GCE_Badges_02Una vez conseguido el nivel 1 me animé y me puse con el nivel 2 de capacitación avanzada. Nuevamente empecé con las lecciones y los cuestionarios correspondientes. Se nota que es un nivel superior, tanto en el enfoque como en los contenidos que se afrontan. Además, se tratan prácticamente todas las Apps de Google que más se usan en el mundo educativo y otras aplicaciones y recursos que pueden ser llevados al aula.

En esta ocasión el curso consta de 9 lecciones y el examen cuesta 25 $, aunque en esta ocasión me los ahorré gracias a un bono descuento que me facilitó Innedu por mediación del amigo Jose Lloveres. Se puede usar la misma cuenta ya creada en el nivel 1 y de nuevo hay que responder a un cuestionario con preguntas tipo test y resolver tareas que se proponen. Creo que tardé menos tiempo en terminar el examen de nivel 2 que el de nivel 1, aunque sí que me pareció más complicado este segundo nivel. Sin embargo, los contenidos de las lecciones del curso ayudan mucho para la realización del examen. Superé el examen y recibí la certificación correspondiente.

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 19.25.14Captura de pantalla 2017-08-23 a las 20.05.39Capacitador certificado (Trainer)

certifiedtrainerbadgeEstaba muy contento con los dos niveles de certificación obtenidos, pero tengo que reconocer que a esto me ha ayudado la experiencia acumulada de usar -y administrar- durante 5 cursos la G Suite del IES Chaves Nogales, con más de 1300 usuarios entre alumnos, profesores, PAS, AMPA y otras cuentas. Y esta experiencia la hemos contado en varios eventos para los que nos han llamado -gracias a mi compi Juanma Alijo por colaborar con su experiencia también- y en cursos y jornadas de formación y asesoramiento a grupos de trabajo que quieren empezar con la implantación de G Suite en sus centros.

Cuando veo que el siguiente paso es convertirse en Google Trainer y que, más o menos, es algo que ya vengo haciendo, me digo: ¿Por qué no intentarlo? Dicho y hecho. Vamos a ello…

El ser Google Educator Trainer está destinado a profesionales de la educación apasionados y motivados que deseen ayudar a los demás a transformar las aulas con el uso de tecnologías. El proceso es algo distinto que el de las certificaciones anteriores. Una primera diferencia es que tanto los contenidos para prepararse como el examen están en inglés, no existe aún versión en español para poder hacerlo. El curso consta de 7 lecciones y el examen cuesta 15 $ y se dispone de 90 minutos para hacerlo. Para poder presentarse es necesario tener las certificaciones de niveles 1 y 2. Nuevamente conseguí superar el examen, con ayuda en ocasiones del traductor, que todo hay que decirlo. Este examen sí me pareció más ´facil que los anteriores.

Captura de pantalla 2017-07-23 a las 22.47.56Otra novedad es que hay que enviar un vídeo de 3 minutos en el que se haga una presentación personal de 1 minuto y se explique una aplicación de Google en 2 minutos. Aquí está el vídeo que yo envié. Me presenté y expliqué el uso que le hemos dado a Classroom creando la clase con el grupo de profesores interesados en conseguir la certificación de nivel 1. Lo hice estando en Sanlúcar de Barrameda, que no es mal sitio 🙂

Por último hay que rellenar un formulario (también en inglés) a través de una aplicación en el que hay que cumplimentar datos personales, experiencias educativas desarrolladas, metodologías usadas, creación de materiales… También se deben indicar las formaciones realizadas relacionadas con el uso de las tecnologías en educación y adjuntar el enlace a youtube del vídeo anterior.

Con esto termina el proceso y hay que esperar entre 4 y 6 semanas para recibir una respuesta. Yo envié todo el 23 de julio y el 22 de agosto me confrmaron que me aceptaron como Trainer. Pero esto no acaba aquí. Ahora se trata de ir descubriendo las posibilidades que ofrece esto:

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 23.27.36Seguiremos informando…

Conclusión final:

Estoy muy contento. Esto no es algo que dé puntos para traslados, pero que te certifique Google tiene su aquel. Para mi práctica educativa siempre he dicho que ha habido un antes y un después desde que integré Google Apps para Educación -ahora llamado G Suite- en ella. Plantea muchos beneficios y así intento transmitirlo entre los compañeros de mi centro y de otros centros que contactan conmigo para los que, siempre que pueda, estaré a su entera disposición.

Ser Coordinador TIC en un centro educativo

ticTenía pendiente seguir con la serie que empecé con “Ser equipo directivo” y “Ser secretario” en un centro educativo… y ha sido leer este post sobre los recortes en el CGA y el adiós a la evolución de las TIC en los centros educativos andaluces lo que me ha hecho coger el ordenador, compartir la conexión de datos del móvil y ponerme a escribir. Pero antes he firmado la petición correspondiente en change.org y te animo a que tú también lo hagas.

En alguna que otra jornada de coordinadores TIC a las que he podido asistir como asistente o como ponente he defendido la idea de que los coordinadores y coordinadoras TIC son supermanes y superwomans, por la gran cantidad de tareas que hay que realizar -muchas de ellas sin corresponderles- y por la escasez de recursos y de ayudas de las que disponen. Y para algo que funciona medio bien como es el CGA (Centro de Gestión Avanzado) parece que se lo quieren cargar o, al menos, reducirlo al mínimo.

En Andalucía todo empezó en 2003 con el plan Andared, una apuesta decidida por el uso de las TIC en educación. Una apuesta arriesgada, eso sí, porque suponía dotar a los centros seleccionados -en ese primer año fueron 50 de toda Andalucía- de equipamiento TIC en todas las aulas (centros TIC) o en la zona de administración (centros DIG). Esto conllevaba también usar software libre -con la distribución propia Guadalinex Edu- y conexión a Internet, con las velocidades que en aquellos momentos se tenían… Y todo gestionado y administrado remotamente por el CGA, creándose la figura del coordinador TIC para dinamizar el uso de las TIC en el centro. Y así se siguió durante varios años, con múltiples problemas, aunque iban incorporándose distintos centros al proyecto TIC cada curso, previa presentación y elección del proyecto.

En 2009 aparece el proyecto Escuela TIC 2.0 y los famosos ultraportátiles que se le repartieron al alumnado siguiendo el modelo 1:1. También se digitalizaron las aulas con instalación de pizarras digitales y conexión a internet por wifi. Y esto para todos los centros de Prmaria y Secundaria obligatoria, desde 5º de Primaria hasta 4º de ESO. Mucho se ha hablado y se ha escrito sobre esto, pero la verdad es que todavía no he encontrado una evaluación seria de este proyecto. Lo que sí es cierto es que parece que después de esto se acabó la dotación TIC para los centros.

Ahora viene el proyecto “Escuelas conectadas” gracias al convenio de Red.es con diversas Comunidades autónomas, que nos va a dotar a todos los centros de una conexión a internet ultrarápida, tanto por cable como por wifi, pero lo que no sé es con qué equipos nos vamos a conectar…

Volvamos al coordinador TIC: en ningún sitio he leído que entre sus funciones estén las de arreglar las incidencias técnicas que se produzcan, ya sean de hardware o de software, pero la realidad es otra. O se contrata por parte del centro a una empresa de mantenimiento -lo cual no siempre es posible- o se va con el destornillador en el bolsillo. Los equipos son cada vez más obsoletos y no hay renovación, por lo que muchas veces hay que hacer casi magia para que los equipos sigan funcionando.

La función principal del coordinador TIC es la de dinamizar, pero cada vez es más complicado, debido a los errores del pasado, que han hecho que muchos profesores huyan de las TIC y a la escasez de recursos de los que disponemos. Sin embargo, algunos seguimos insistiendo, porque entendemos que hacer un buen uso de las TIC en el aula va en beneficio de nuestro alumnado. Y mientras esto siga siendo así yo lo seguiré intentando..

Soy coordinador TIC de mi centro -el IES Chaves Nogales– desde su creación en el curso 11/12, pero está claro que para que el uso de las TIC sea efectivo te has de rodear de un equipo que “tire del carro”, ya que una persona sola en un centro de casi 1000 alumnos y más de 70 profesores poco puede hacer. Por eso le tengo que agradecer a mis compañeros José Luis -ya jubilado, pero sigue en la brecha-, Juanma, Mª Carmen y Tonino su trabajo como parte del equipo de coordinación TIC durante estos últimos años. Intentamos ir coordinados, encargándose cada uno de una parcela y dinamizando y acompañando entre todos al resto del profesorado. Y por supuesto nos repartimos las horas de coordinación pues para eso las trabajamos, no sólo esas, sino bastantes más de las que nos corresponden. También nos repartimos el complemento que dan por la coordinación TIC, lo que ocurre es que 0 € entre 5 hacen un reparto de… 0 € para cada uno :-(.

Desde hace varios años nuestra gran apuesta es el uso de G Suite -antes llamado Google Apps para Educación-. Tenemos cuentas de correo personalizadas ieschavesnogales.es todo el alumnado y el profesorado, las cuales usamos para comunicarnos y compartir documentos, tareas y recursos. Es evidente que esto ha supuesto un paso importante en el uso de las TIC en el centro, aunque también conlleva un importante trabajo de administración y configuración para que todo funcione correctamente. Y no olvidemos la formación… de alumnos y profes. Nos faltan dispositivos en las aulas para que lo use el alumnado, pero lo seguimos intentando buscando otras opciones…

No sabemos lo que nos durarán las fuerzas, pero mientras duren aquí seguiremos… y es que desde la Adminsitración educativa fácil no nos lo están poniendo, la verdad.

Evaluaciones, burocracia y administración electrónica

Hoy hemos terminado en nuestro IES Chaves Nogales las sesiones de evaluación ordnaria que hemos celebrado durante 4 tardes consecutivas. Y es que evaluar 31 grupos no se hace en un ratillo…

Desde aquí me gustaría agradecer a mis compañeros y compañeras del Chaves Nogales la responsabilidad que demuestran a la hora de evaluar, el tener en cuenta cada caso de manera individual, el pensar en lo que será mejor para el futuro del chico o la chica. Queda demostrado una vez más que estoy rodeado de un gran equipo de profesionales, todo ello capitaneado por nuestras dos jefas de estudios, Nani y Paqui, que lo llevan todo perfectamente organizado.

Y mañana, último día lectivo del curso, entregaremos las calificaciones, los informes de competencias, los informes de materias no superadas para septiembre, el consejo orientador…. todo generado a través de Séneca; en definitiva, un montón de papeles por alumno que no sé yo a quién se le habrá ocurrido. Y ahí está mi dire y los tutores y tutoras firmando papeles a tutiplen…

Es evidente que muchas veces es la normativa la que obliga a sacar todo este papeleo, pero entonces que alguien cambie esa normativa, por favor. Mucho hablar de administración electrónica, de eliminación del papel, de respeto al medioambiente, de ecoescuelas… y después nos topamos con esto obligados por la Administración. Por no hablar de actillas, certificaciones de expedientes, historiales académicos… miles de folios y miles de impresiones. ¿Y el expediente electrónico para qué está?

Y lo peor de todo es la desinformación que hay: nadie sabe lo que hay que imprimir obligatoriamente y lo que no es tan necesario, por lo que lo más normal es no arriesgarse e imprimir todo.

El documento en el que viene el informe de competencias ocupa 2 ó 3 páginas, por lo que también se complica la impresión por 2 caras para ahorrar algo de papel.

Se habla de desburocratización de la educación y ¿nos encontramos con esto? Me parece una contradicción importante. ¿No se puede optimizar todo esto? ¿O es que como siempre vamos contrareloj, no ha dado tiempo y ha salido como ha salido?

De verdad que son cosas que no entiendo. ¿Y la administración electrónica? ¿Y Séneca-Pasen para qué está? ¿Falta información? ¿Falta formación? Pues hágase.

Conste que para mí Séneca y la gente que lo administra y gestiona es de lo mejor que hay en Torretriana. Siempre lo he dicho. Ahí no está el problema. En mi opinión está en la falta de coordinación, en el “necesito esto para ayer”, en no pensar en lo que supondrá para los centros educativos el hacer determinada acción en Séneca.

Me gustaría dedicar esta entrada a mi compañera Paqui, que estaba especialmente indignada con tal derroche de papel:

Captura de pantalla 2017-06-22 a las 23.38.04

Hablando en la radio sobre Educación y TIC

Gracias a mi compañera María, que le sugirió a Javi Nemo que me entrevstara en su programa de radio, ayer estuve en el programa que dirige: “Aún no es viernes“, que se emite de lunes a jueves en Sevilla FC Radio de 19 a 21 horas. Estuvimos charlando algo más de media hora sobre Educación y TIC. Aquí os dejo la grabación completa (37 minutos):

Captura de pantalla 2017-06-14 a las 19.21.46Le agradezco a Javi el trato recibido y lo cómodo que me hizo sentir. Por cierto, muy buenas las nuevas instalaciones de Sevilla FC Radio en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

sevilla2sevilla1

Sobre el programa de gratuidad de libros de texto

keep-calm-and-ya-está-aquí-el-pglAyer salieron las instrucciones del Programa de gratuidad de libros para el curso 17-18 en Andalucía. Más de lo mismo. Nuevo chasco y decepción. De verdad que yo pensaba que este año iban a cambiar estas instrucciones, pero ¡pobre de mí! también lo pensé el curso pasado y no cambió sustancialmente nada de los que se venía publicando años anteriores, seguimos con más o menos lo de siempre.

En la Secundaria Obligatoria toca la renovación de los libros de texto de 2º y 4º de ESO… que si esto es lo que hay… ya iba siendo hora también. Creo que los libros de 4º ESO ya llevaban puestos 7 cursos consecutivos ¿o eran 8? En definitiva, otro dineral para este programa, para que las editoriales vendan sus libros de texto.

Se puede elegir entre libro de texto en papel, libro digital o material de elaboración propia. Esta última posibilidad la ponen tan complicada que poca gente se acoge a ella. Pero yo -y me consta que otra mucha gente también- echo de menos otra opción: no pner ningún libro ni material y aprovechar ese dinero para comprar dispositivos para el centro para uso del alumnado.

Esta opción que proponemos se la hicimos llegar a Consejería, pero visto lo visto, se ve que poco caso nos han hecho. Es algo argumentado: emtendemos que otra educación es posible, que se pueden aprovechar la gran cantidad de recursos que la Red pone a nuestro alcance, que hay información y posibilidad de aprendizaje más allá del libro de texto, que se facilitaría el trabajo colaborativo y el desarrollo de competencias con los que tanto se nos insiste ahora… y muchas razones más.

Es evidente que un gran porcentaje del profesorado trabaja con el libro de texto y se siente más seguro así. Totalmente respetable, aunque yo no lo comparta. No digo que se quiten los libros -de hecho, yo también los uso-, lo que digo es que a quien quiera se le permita otra opción y otra forma de trabajar, ya sea como opción de centro, o de Departamento didáctico, o de Ciclo en los colegios, o de profesor individual.

En mi centro llevamos varios años usando G Suite (antes llamada Google Apps para educación). La verdad es que estamos obteniendo muy buenos resultados y está siendo muy bien valorado por nuestra comunidad educativa, pero lamentablemente no tenemos apenas dispositivos para uso del alumnado. Menos mal que usamos el método BYOD y con los dispositivos móviles de los propios alumnos vamos tirando, aunque no es suficiente… Nos encantaría poder disponer de chromebooks para uso del alumnado. Pero de una manera racional: unos carritos de chromebooks que se puedan usar de manera compartida y organizada según cuadrante de utilización. Pero claro, cada carrito de éstos con 25-30 equipos cuesta una pasta considerable… pasta que no tenemos en los centros y que, aunque la tuviéramos, el escaso 10% del que disponemos para compra de material inventariable sería claramente insuficiente. (Esto último se me olvidó comentarlo en el post anterior sobre la secretaría de los centros. ¿Akguna vez se va a cambiar esto del 10%? Porque si a los centros desde Consejería no se nos dota de material y equipamiento de forma adecuada y tampoco puede salir de los gastos de funcionamiento, ya me diréis qué salida tenemos).

Tengo la fortuna de conocer la situación de muchos centros, tanto públicos como privados y concertados, gracias a la cantidad de amigos que tengo en ellos y a que he participado en eventos y formaciones con ellos. Está claro que la privada y concertada que está apostando por un nuevo tipo de enseñanza nos está cogiendo ventaja a la escuela pública. No sé como lo hacen, pero ellos sí tienen dispositivos para uso del alumnado y, en una gran medida, son chromebooks. Y eso es lo que yo quisera tener en mi centro, al menos para mí, para mis compañeros del IES Chaves Nogales que se apuntarían -que me consta que serían bastantes- y, lo que para mí es más importante, para que podamos ofrecer a nuestro alumnado otra forma de aprender. Pero lamentablemente la Consejería no nos deja…

Es evidente que las editoriales tienen mucho poderío, pero lo que no termino de entender es que si en Andalucía se ha apostado por el proyecto “Escuelas conectadas“, que está empezando ahora para llevar fibra óptica ultrarápida a todos los centros andaluces, y está próximo el proyecto “Alejandría” cuyo objetivo es tener los contenidos y recursos englobados en un mismo sitio… ¿esto para qué está pensado? ¿Para usar la pizarra digital? ¿Y los alumnos con el libro de texto? De verdad que me gustaría que alguien me lo explicara…

Os aseguro que respeto todas las opciones, por eso me gustaría que se respetara la mía, la que yo considero más beneficiosa para mi alumnado, que finalmente son de los que hay que preocuparse. Estamos en el siglo XXI y se merecen una escuela de este siglo. Seguiremos inventando e intentando hacer cosas, con los recursos que tengamos y con los que vayamos consiguiendo, porque ellos y ellas se lo merecen. Esperemos no desfallecer en el intento, porque cada vez nos lo ponen más difícil.

Lo siento, pero tras ver publicadas ayer estas instrucciones necesitaba hacer pública mi opinión, porque llevo mucho tiempo luchando por esto, al igual que otros muchos compañeros y compañeras… y vemos que todo sigue igual.

Nota final: Parece que tras la mala pensa que ha tenido el programa Escuela TIC 2.0 -que no se ha evaluado de una manera objetiva, que yo sepa- ya se ha acabado todo para las TIC en Andalucía… pero esto lo dejo para el próximo post dedicado a la coordinación TIC.

Ser secretario en un centro educativo

keep-calm-secreComo lo prometido es deuda, continúo en esta entraba lo comenzado en el post anterior. Pero antes me gustaría agradecer las muestras de cariño recibidas a través de las redes sociales en forma de retuiteos, “me gustas” y comentarios. Vamos al lío…

Soy secretario del IES Chaves Nogales desde mayo de 2013, por lo que alguna experiencia en el cargo tengo, a parte de haber asesorado a los centros educativos de la provincia de Sevilla en temas de gestión económica -desde su implantación en Séneca- durante el tiempo que estuve trabajando en la Unidad de Proceso de Datos de la Delegación de Educación.

Las funciones y competencias del secretario y de todos los demás cargos directivos de centros educativos públicos están claramente detalladas en la normativa. De forma muy resumida se puede decir que el secretario del centro se encarga de los temas administrativos, certificaciones, custodia de documentos, personal de Administración y Servicios y llevar la gestión económica y de inventario, todo ello con el visto bueno del director, claro está.

¿Empezamos con lo fácil? Los temas administrativos no son muy difíciles de llevar si tienes un buen personal administrativo, o al menos si tienes personal administrativo. Lo digo porque en nuestro caso hemos estado 8 meses sin personal en Secretaría con más de 900 alumnos y 70 profesores… y eso era para salir corriendo. Afortunadamente ahora tenemos dos auxiliares administrativas y la situación se ha ido normalizando, aunque ninguna de ellas tiene plaza en nuestro centro, pues seguimos sin RPT creada (Relación de Puestos de Trabajo del personal de la Junta) y eso que el IESChN ya tiene 6 años de vida. La verdad es que me llegan muchas informaciones de la precaria situación en bastantes colegios e institutos y la necesidad de monitores escolares y personal administrativo. Aquí la Administración tendría que intervenir de forma seria y conceder a cada centro el personal necesario para funcionar administrativamente con las mínimas garantías. Y esto era lo fácil…

En mi centro la limpieza corre a cargo de una empresa que ha ganado un concurso público que convoca la Delegación, por lo que no tenemos personal propio de limpieza. Lo que sí tenemos son ordenanzas. Tenemos 3, pero ninguno de ellos con plaza en el centro al no existir RPT. Es decir, están “de prestados”. Y nunca mejor dicho, porque son 2 laborales y 1 interino y a los 2 laborales les han dado plaza en el concurso de traslados y se van el 30 de junio. Tendremos que seguir peleando el que se nos creen plazas de RPT, que ya va siendo hora…

También por lo que me llega de manera bastante generalizada, parece ser que la relación con los ordenanzas no suele ser muy fluida. En mi caso tampoco, aunque menos mal que uno tiene un buen talante y anchas las espaldas, modestia aparte. Muchos derechos y pocas obligaciones suele ser lo habitual, salvo honrosas excepciones. Y ahí seguimos lidiando porque parece ser que nosotros tenemos que ser los que resolvamos absolutamente todos los problemas que aparezcan…

Y vamos con el tema estrella: la gestión económica. La normativa que nos ilumina en este tema es de mayo de 2006 -que ya ha llovido- y 11 años después no se ha sacado ninguna orden nueva que regule la gestión económica de los centros educativos. Y mira que la vida ha cambiado… Un ejemplo: en la normativa no se habla nada de banca electrónica. ¿Por qué? Porque antes no existía… y ahora es lo más habitual, aunque según parece e indica Tesorería General los centros educativos no podemos hacer uso de la banca electrónica, aunque sea con doble firma. (???). De hecho parece ser que el Banco Santander ya no permite hacer transferencias electrónicas a aquellos centros que tengan su cuenta en alguna de sus sucursales. Pues como esto hay bastantes más ejemplos… Esperemos que Consejería tome cartas en el asunto y ofrezca alternativas más adecuadas a los tiempos que vivimos.

Desde la implantación del módulo de gestión económica en Séneca han sido muchas las novedades que se han ido incluyendo en el mismo, pero no ha sido tanta la información que ha llegado a los secretarios de los centros. Desde los primeros cursos de gestión económica que impartí en varios centros del profesorado -en torno a 2006- hasta los últimos que hemos impartido el grupo de formación de la provincia de Sevilla formado por Mercedes, José Luis, Antonio, Francisco, Juan Antonio, Fernando, Jesús y un sevidor, las modificaciones han sido muy numerosas, por lo que estos cursos de formación han sido muy bien valorados por los asistentes. Normalmente hacíamos un nivel básico y uno avanzado en dos momentos del curso académico y en no pocas ocasiones la gente venía a las dos ediciones, e incluso en años sucesivos. Hemos tenido repetidores, tripitidores y hasta cuatripitidores :-). ¿Por qué es esto? Pues por necesidad. Porque la gente tiene muchas dudas y en estos cursos pueden resolver muchas de ellas y poner en común con todos los compañeros del curso situaciones que se repiten en no pocos casos. Y es que la gestión económica de un centro educativo tal y como está hoy en día tiene tela.

Creo que ser secretario de un centro educativo no es tarea fácil. Es más, creo que hay que estar preparado para ello. Estos cursos de formación ayudan, pero no son suficientes. Debe llegar más información a los centros. Los secretarios y directores deben saber una serie de cosas que se pueden y no se pueden hacer. Algunos ejemplos:

¿Todo el mundo sabe que:

– no se pueden hacer contratos con duración superior a un año? Así que quien tenga contrato de renting de fotocopiadora de una duración superior lo está haciendo mal.

– se debe pagar la prestación del servicio una vez realizado y nunca pagando por adelantado?

– no se puede pagar por domiciliación bancaria? Sólo por transferencia o cheque que, en todo caso, debe ser nominativo.

Podría poner más ejemplos, pero tampoco pretendo hacer eterno este post.

Gestionar dinero que no es tuyo no es agradable, pero si encima no te ayudan a hacerlo es menos agradable todavía. Hemos pasado varios cursos académicos en los que la Consejería nos ha pagado a los centros tarde y mal, por lo que los proveedores han tenido que esperar bastante tiempo para cobrar. Las grandes empresas no se van a arruinar, pero el pobre pequeño empresario que tiene su papelería y que ha pedido un préstamo para pagar los libros de texto en la distribuidora no podemos tenerlo varios meses sin pagarle.

¿Y qué me decís de la factura electrónica? Hay que hacer un máster. Os prometo que estoy enseñando a proveedores y a gestorías cómo tienen que hacer la facturación electrónica. No saben lo que es el DIR3, ni el PUEF. Y lo hago porque si no no puedo asentar mis facturas en Séneca. Y a mí nadie me lo ha enseñado ni yo soy un experto en el tema (bueno, ya un poco). Lo hemos hablado en el grupo de trabajo que constituimos los formadores y me he leído la documentación que está en el Portal Séneca. Es cierto que a veces nos falta tiempo para leer tanto y estamos bombardeados con tantos papeles y burocracia, pero hay cosas que son muy importantes.

¿Sabéis que si un proveedor ha facturado en alguna ocasión a cualquier organismo de la Junta de Andalucía una factura por importe superior a 5000 € ésta factura ha de ser electrónica? Y ya a partir de ese momento todas las demás también. Y en ésas estamos… De momento en Séneca han dejado un período transitorio y todas las facturas menores de 600 € se pueden asentar de manera normal, aunque el proveedor esté obligado a presentarla electrónica. Pero cuando acabe este período transitorio, ¿qué va a pasar? ¿estarán preparados los proveedores y los centros? Difícil respuesta…

¿Y el inventario en Séneca? ¿Lo habéis conseguido actualizar? ¿Dormís por las noches? Vaya tarea que tiene esto también…

Y lo último que se ha implantado ha sido la gestión de contratos. Esos contratos de mantenimiento de ascensor, alarma, seguro, puertas automáticas… y todo lo que un centro -sobre todo de Secundaria- contrate con un proveedor habrá que ponerlo en Séneca.

Podría contar mucho más, pero ya es demasiado largo el post y creo que he conseguido transmitir la idea de lo que supone ser secretario o secretaria de un centro educativo público andaluz.

Una vez que terminamos uno de los cursos de formación a uno de los participantes -al amigo Antonio- se le ocurrió crear un grupo de Google que lo llamó “Secretarios Educación Andalucía” y ahí estamos casi 50 personas para intentar ayudarnos entre unos y otros. Si eres secretario o secretaria de un colegio o instituto público andaluz y te interesaría formar parte de este grupo mándame un correo a juandiaz8@gmail.com y te añadiré. El aprendizaje compartido ayuda, ya que muchas veces no obtenemos respuestas por otros sitios.

Nota final: En la próxima entrada hablaré sobre la coordinación TIC, de manera general y centrándola en mi experiencia personal en estos años.

Ser equipo directivo en un centro educativo

foto1Se acerca un nuevo final de curso y, por tanto, momento de hacer balance de lo realizado, de autoevaluarse, de reseñar los logros y las dificultades y esas propuestas de mejora con vistas al próximo curso.

Pero en este post voy a echar la vista más atrás y me voy a centrar en lo que supone formar parte del equipo directivo de un centro educativo, en este caso de un instituto de secundaria, como es mi caso.

El IES Chaves Nogales comenzó su andadura el curso 2011/2012 y en esos momentos no tenía ni nombre ni edificio, pero sí muchas ganas de hacer cosas, de implantar una enseñanza de calidad, acorde a los tiempos en los que vivimos, todo ello dirigido por Patricia Gamboa (q.e.p.d.) y un grupo reducido de profes que le seguimos en la idea de centro que tenía. Es evidente que los comienzos no fueron fáciles por la falta de recursos -sobre todo, materiales-, pero las ganas, la ilusión, el formar una comunidad educativa fuerte… hizo que se pudiera con todo.

Lamentablemente en abril de 2013 nos deja Patry y tiene que coger la dirección mi amigo Pepe Garrido, que hasta ese momento era jefe de estudios, cargo que coge Nani Parrilla, que suelta la secretaría y la cojo yo. Y así hasta hoy, a lo que hay que añadirle la incorporación de una jefatura de estudios adjunta, ostentada por Noelia Silva el curso pasado y por mi compañera de Matemáticas Paqui Izquierdo este curso.

Nuestro instituto no ha parado de crecer. Este curso somos más de 900 alumnos y más de 70 profesores y estamos repartidos en el edificio principal (los grupos de ESO y las aulas específicas) y en las aulas prefabricadas (los grupos de Bachillerato). Es evidente que gestionar todo esto no es tarea fácil, pero en ello estamos. Por no tener Ciclos formativos no nos corresponde tener el cargo de Vicedirección, a pesar de tener más alumnos y profesores que otros muchos centros que sí lo tienen. Pero así lo dice la normativa, ¡qué le vamos a hacer!

Estoy muy orgulloso de formar parte de un equipo directivo como éste, con gente que se deja la piel por su instituto, que le echa más horas de trabajo de las que les corresponden, que actúan de forma conjunta, que comparten decisiones y propuestas… aunque es posible que este trabajo no sea reconocido por todos, como pudo comprobarse en la última sesión de Consejo escolar en la que hubo que valorar la gestión de la dirección de estos últimos 4 años. Pero nosotros seguimos en la lucha…

Lo importante es tener la conciencia tranquila, estar seguro de que siempre se han tomado las decisiones que en ese momento eran más beneficiosas para el centro, aunque en ocasiones se pueda haber fallado. Este 30 de junio termina el nombramiento de este equipo directivo y llega el momento de dejar paso a otras personas que lleven las riendas del IES Chaves Nogales. El problema es que la normativa para la renovación de directores no ha salido y no sabemos lo que va a pasar.

Yo, que me muevo mucho por las redes, y que tengo tantos amigos docentes, he podido comprobar el movimiento que ha habido entre profesionales que piensan que otra educación es posible y que han dado el paso para formar parte de equipos directivos de sus respectivos centros. Y también he sido testigo en algunos casos de lo quemados que están con el paso del tiempo, por culpa de todo lo que rodea a ser cargo directivo. Dependes de la Administración y de sus cambios normativos, de lo tarde que sacan las órdenes, los decretos y las instrucciones, eres jefe de tus compañeros, responsable de toda la gestión académica y económica, líder -o eso dicen-, hay que gestionar los problemas de convivencia, el tratamiento con las familias… Sí, es verdad que eso va con el cargo y en el sueldo, pero algunas veces es insufrible.

¡Cuántas veces he dicho que por los equipos directivos de los centros debería pasar todo el profesorado! Entonces las cosas se verían de otra forma. No creo en las direcciones dictatoriales, ni cortijeras, ni en aquellas que se alargan en el tiempo. Tampoco creo en los equipos directivos que trabajan por parcelas, en los que cada uno va a lo suyo y nadie se mete en lo del otro. Un equipo directivo debe trabajar de forma coordinada y colaborativa, tomar decisiones consensuadas… Y tengo la fortuna de trabajar con un equipo directvo así. Además de buenas personas, son buenos profesionales. Y esos compañeros y compañeras que están de apoyo al equipo para la gestión. Me acuerdo mucho de Ana, Antonio, Meche, Noelia… ¡lo que han trabajado por el IES Chaves Nogales! Y actualmente Deme, Eva, Natalia, Nacho, Isabel, Carmen, Mª Carmen…

¿Y qué decir de Pepe, Nani y Paqui? Que con él y con ellas voy al fin del mundo. Me han demostrado de sobra su valía profesional y humana. Vamos a terminar el curso lo mejor posible y ya veremos el futuro lo que nos depara.

Este curso ha sido muy complicado. La masificación es un problema muy importante. Los problemas de convivencia se han multiplicado. Seguimos con una plantilla muy inestable, con menos de la mitad del profesorado con destino definitivo en el centro, aunque el curso próximo nos incorporamos 14 profesores más como definitivos (y digo nos incorporamos, porque yo soy uno de ellos. Sensación extraña: con ganas de estar ahí, pero quemado tras este curso tan complicado).

Todos tenemos derechos, pero también deberes y obligaciones. Respetemos los primeros y cumplamos los segundos, pero siempre.

Sé que nuestra gestión como equipo directivo es aprobada por una buena parte de nuestra comunidad educativa, pero es evidente que no es aprobada por todos. Y de verdad que esto me hace sentirme triste, sobre todo, porque seguramente con diálogo y buena disposición esos problemas que pueda haber se podrían solucionar.

Lleguemos al 30 de junio y ya veremos quién empieza el 3 de julio (el 1 es sábado) con la gestión de las matrículas para el curso próximo, de los cupos, de las plantillas de funcionamiento… un trabajo del mes de julio que quien no ha estado en un equipo directivo probablemente no conozca. Y así hasta el 31…

Nota final: En un próximo post me centraré en las funciones del secretario del centro y en la gestión económica, que también tiene tela.

#Aprendemosenlanube: Encuentro GEG España

Captura de pantalla 2017-05-07 a las 20.01.26Mientras hago tiempo para coger el AVE que me llevará de vuelta a casa, aprovecho para escribir unas líneas y contar por aquí mis impresiones sobre lo vivido en el encuentro “Aprendemos en la nube“, organizado por la Comunidad de educadores de Google “GEG España“, a cuyo equipo de dinamización y organización del encuentro pertenezco.

Se ha celebrado durante este fin de semana, la tarde del viernes 5 de mayo y el sábado 6 de mayo completo y al mismo hemos asistido más de 120 docentes.

Empezamos con una charla del amigo Gonzalo Romero que, como representante de Google en el encuentro, nos explicó todo lo que su empresa pone a disposición del mundo educativo y el porqué de la presencia de Google en educación. Fue una charla muy interesante en un tono distendido que, en mi opinión, caló en los asistentes. También estuvo con nosotros en esta jornada Marc Sanz, máximo responsable de Google for Education en el sur de Europa.

Después hicimos una actividad por grupos que fue una auténtica pasada: un breakout EDU, ideado y coordinado por Vicente y Alberto que nos tuvo a todos los participantes enganchados durante 45 minutos. Una especie de gimkhana en la que se combina el trabajo colaborativo, los códigos QR, los formularios de Google, la investigación, el razonamiento… Esto de alguna forma lo tengo que replicar para hacerlo en mi centro. Seguro que estos cracks me ayudarán.

Tras el descanso para la merienda tuvimos una videoconferencia a través de hangout con John R. Sowash, autor del libro “The chromebook classroom”. Y la última ponencia del día corrió a cargo de Jaume Feliú, creador de coRubrics, que es una aplicación para evaluar por rúbricas usando las aplicaciones de Google. Me encantó conocer a Jaume personalmente, ya que desde hace bastante tiempo nos seguíamos por las redes. Aquí nos ha dejado compartida la presentación que usó.

Para terminar la jornada nos fuimos a cenar el grupo de organizadores y el grupo de ponentes, momento muy interesante también para poder charlar y compartir experiencias.

La jornada del sábado tenía visos de ser muy intensa, pues el programa era denso con todos los talleres que se habían previsto. Se desarrollaron 4 talleres de forma simultánea en 4 momentos distintos del día. Estos talleres fueron previamente elegidos por los participantes en un formulario de Google que les mandamos desde la organización. Todos los talleres tenían una pinta estupenda y, de hecho, por los comentarios que he podido escuchar y lo que he podido leer por la red, parece que el resultado de todos ha sido muy bueno. Yo asistí a los siguientes:

Los 4 talleres estuvieron estupendos y pude aprender un montón. No sólo eso, la cantidad de ideas que me llevo para aplicarlas en mi centro y en mi aula.

El encuentro terminó con una mesa redonda en la que participamos miembros del equipo de coordinación para contar las experiencias de nuestros respectivos centros y también intervino Pablo González, un alumno de Madrid de 15 años que, para mí, ha sido uno de los grandes descubrimientos de ese evento… y mira que he descubierto cosas… Seguramente en el site del encuentro se colgará el vídeo de esta mesa redonda con nuestras intervenciones y el debate posterior. Aquí está:

Y cuando ya pasaban las 9 de la noche y tras más de 12 horas de formación dimos por concluido este “Aprendemos en la nube” de GEG España.

familiaSon muchos los agradecimientos que tengo que dar, especialmente al equipo de coordinación del evento capitaneado por Alberto y Vicente, que le han dedicado a esto una cantidad de horas impresionante. Y a Iñaki, Dani, Samuel, Pablo, Gonzalo, Óscar… Y me ha encantado poder desvirtualizar a mucha gente y poder conocer a gente nueva que apuesta por otra escuela y otras metodologías dentro del aula.

En definitiva, #aprendemosenlanube ha sido un evento 10. Nos seguimos viendo por las redes…

No acabarán con la Madrugá

image_content_18884845_20170414144133Tenía pensado escribir en otros términos sobre la Semana Santa de Sevilla, sobre cómo nos comportamos sevillanos y foráneos para ver cofradías, sobre la gestión de las bullas, sobre las sillitas de los chinos, sobre el “por aquí no se pasa”, sobre las vallas y zonas aforadas, sobre las medidas de seguridad, sobre cómo dejamos las calles y lo guarros que somos, sobre el fervor y el sentimiento, sobre lo tradicional y lo religioso…

Pero todo queda en un segundo plano tras lo que hemos vivido esta pasada madrugá. Otra vez las dichosas carreritas y estampidas que hicieron recordar la madrugá del año 2000.

Yo iba con mi Patri en el 5º tramo de nuestra Virgen de las Angustias de la Hermandad de Los Gitanos por la Plaza Ponce de León cuando de pronto vimos un grupo de personas correr de forma despavorida sin saber de qué huían. Nosotros dos nos mantuvimos firmes en el sitio, intenté tranquilizar a mi hija y a los que estaban a mi alrededor, al igual que hacían otras personas y algunos agentes de la Policiá Local que por allí se encontraban. Fundamental en estos momentos intentar mantener la calma y transmitir serenidad. En realidad esto fue lo que ocurrió.

Pero a partir de ese momento ya nada sería igual de como estaba inicialmente previsto. Hubo gente que rodó por los suelos, que se le partieron los cirios, que buscaban a los más pequeños que iban en el cortejo… Muchos se fueron para su casa y despidieron de esta forma amarga su madrugá 2017. A medida que íbamos avanzando con el cuerpo de nazarenos intentado seguir con la mayor normalidad posible, podíamos comprobar el poco público que había quedado por las calles, algunas de ellas semivacías y nos íbamos enterando de comentarios sobre las carreritas e incidentes ocurridos en otros sitios del centro de la ciudad: que si El Gran Poder, que si la Macarena, que si la de Triana, que si heridos, que si ha habido gente detenida…

¡Qué pena que ocurran estas cosas! Que un grupo de desalmados, desaprensivos, gamberros… -se me ocurren algunos calificativos más- hayan conseguido que miles de personas se hayan ido a sus casas asustadas y que hayan terminado con la ilusión de niños y mayores que iban acompañando a sus Titulares, me parece totalmente lamentable.

Pero no conseguirán acabar con la Madrugá de la Semana Santa de Sevilla, tenemos que defenderla ahora más que nunca, tenemos que pedir responsabilidades a los autores de los hechos y las autoridades deben tomar cartas en el asunto. ¿Será por falta de policías en las calles? ¿Será por falta de seguridad? Yo creo que no, el problema es que majaras hay en todos sitios. Lo que tenemos que hacer es educar a la ciudadanía en la gestión de este tipo de episodios. Sí, otra vez el remedio puede ser la educación. Puede parecer fácil decirlo ahora, pero tenemos que aprender de acontecimientos como estos. Yo actué según me enteré que había que hacerlo tras los acontecimientos ocurridos en Málaga el pasado Lunes Santo: “si ves gente correr, no corras, mantente en tu sitio y, s puede ser, apoyado contra una pared”. Eso hice: “Patri tranquila, quédate aquí conmigo, no pasa nada”. El problema es la psicosis colectiva que hay tras los últimos atentados cometidos en distintas ciudades europeas. Y no pueden salirse con la suya los que quieren implantar el terror de una u otra forma. Aprovecharse del miedo de la gente con el panorama de terrorismo que hay para provocar estampidas es de una bajeza humana considerable.

Todos tenemos que poner de nuestra parte para que incidentes como estos no vuelvan a ocurrir. Mi madre agradece que a los suyos no les haya pasado nada:

Captura de pantalla 2017-04-14 a las 21.39.17Poco a poco iremos teniendo más información de lo sucedido, pero por favor, quedaros siempre con las informaciones oficiales, ya que todo lo que leéis por las redes sociales no es cierto, por ahí también corren bulos y exageraciones. Sed críticos, cotejad y filtrad la información. Aquí me vuelve a salir mi vena docente 🙂

Y, por último, me quedo con esto que me llegó por WhatsApp gracias a mi amigo Helio:

¿Por qué corres sevillano?

Si tienes al Gran Poder cargando con tus pecados

¿Por qué corres sevillano?

Si tienes a la Esperanza cubriéndote con su manto

¿Por qué corres? Dímelo

Si tres veces cayó Jesús y tres veces lo levantaron

¿Por qué gritas? Dí qué temes

¿Por qué corres sevillano?

Si en esta noche el Silencio tan solo puede salvarnos

Madrugada de Judas, de fariseos y Pilatos,

no corras tú también, no lo dejes solo ante el Calvario

que están los corazones rotos y miles de almas temblando,

que la música no pare,

que nada detenga tus pasos,

que ha de morir en la cruz el más bueno de los Gitanos.

Que no puedan, que no venzan,

que nadie pueda callaros,

que esta Pasión es Amor,

Amor de Dios soberano

y Sevilla es cirineo que caminará a su lado

pues por los siglos de los siglos

ella nunca lo ha dejado.

Que así sea.

Y el EABE volvió a Almería…

eabe17-1Este fin de semana hemos podido disfrutar de otro EABE más, otro encuentro de docentes que quieren queremos cambiar la educación, que entendemos que se puede hacer de otra forma, que se pueden usar otras metodologías, que nos encanta volver a vernos para darnos besos y abrazos de verdad, para conocer a gente nueva que se incorpora a este movimiento eabero… en el que afortunadamente cada vez somos más.

El EABE cumple su novena edición y ha vuelto a la provincia donde inició su andadura: Almería. Se inicia el 2º ciclo de paseo andaluz. Empezó en mayo de 2009 y nada tiene que ver lo que pudimos vivir en aquel Encuentro con lo vivido este fin de semana, ni desde el punto de vista organizativo, ni de asistentes, ni de contenidos, ni de… Afortunadamente el EABE ha evolucionado y está más vivo que nunca, porque eso de juntar a más de 400 personas en Almería un fin de semana previo a las vacaciones pocos eventos pueden conseguirlo. Y eso que cada asistente nos pagamos de nuestros bolsillos todos los gastos de desplazamientos, alojamientos y manutención. Vamos mayoría de docentes, sí, pero también vienen alumnos y estudiantes universitarios… y familias.

Llegamos el viernes a mediodía a Almería. Dejamos las maletas en el apartamento que habíamos alquilado -muy buenos los apartamentos 16:9 donde nos alojamos- y bajamos a almorzar algo pues hicimos el viaje del tirón. Ya allí nos pudimos dar los primeros besos y achuchones con Lola, Pily, Engracia, Gui, Rosa, José María y Manolo, grandes amigos y amigas todos.

Antes de las 5 ya estábamos en el Museo de Almería, sede de la tarde del viernes. Nos acreditamos, recogimos la carpeta y el pasaporte y nos apuntamos a los talleres que más nos interesaban de la mañana del sábado. Aquí tenéis el enlace al programa completo del Encuentro.

El evento comenzó de forma plenaria con una videoconferencia con Argentna, donde se estaba celebrando de manera simultánea el EABE Latinoamericano. Funcionó la conexión de maravilla y fue algo que se hacía por primera vez en un EABE: la interconexión al otro lado del charco. Las maestras y el maestro argentino nos contaron algunas de las experiencias que están desarrollando allí con ayuda de las TIC y algunos de los dispositivos que están usando.

Tras esta videoconferencia se nos presentó una mesa redonda titulada “Una década de innovación educativa”, presentada por Carmen Caparrós, en la que intervinieron Lola Urbano, directora y maestra, como eabera veterana; Linda Castañeda, profesora de la Universidad de Murcia y que no asiste a un EABE desde hace 4 años; Alberto Romero, profesor de FP y asistente por primera vez a un EABE y Guadalupe González, madre y representante de las familias y AMPAs. En esta mesa se habló desde distintas visiones de dónde venimos, cómo estamos y hacia donde vamos en la escuela, tanto desde el punto de vista de uso de las TIC, como de metodologías, como de igualdad de oportunidades, atención a la diversidad… Esto se merece un post aparte… a ver si tengo tiempo.

Y llega el momento del homenaje a Salvador Pérez Guantes, @salpegu. Supermerecido. Desde que coincidí con él en el EABE11 de Casares -fuimos vecinos de habitación Miguel y yo con él- entablamos una buena amistad, que se fue consolidando EABE tras EABE. No faltaba nunca, ahí estaba siempre para que la voz de las familias fuera escuchada. Y acompañado de su cámara de fotos. Por parte de sus compañeros de FAPACE se leyó un texto escrito por él -precisamente después del EABE de Casares- y se nos presentó el proyecto de la Asociación Infantil que se va a crear en La Chanca, un barrio muy humilde almeriense, que es un ejemplo claro de comunidad de aprendizaje y aprendizaje servicio. ¡Qué buen rato nos hicieron pasar esos chicos y esas chicas explicándonos el proyecto! Se notaba ilusión en sus caras, en cada frase que decían… Ojalá les salga bien, pues se lo merecen con creces. Seguimos con el pasilleo, los saludos y nos vamos a la “Ruta de la tapa almeriense”, que ahí también se aprende tela… 🙂

La mañana del sábado se distribuía en diversas sedes: la Escuela de Arte, el CEIP Giner de los Ríos y varias plazas cercanas, pues el objetivo era llenar las calles de talleres educativos. Yo había elegido el de “Liderazgo educativo y organización escolar” -que también merece un post aparte- y el de “Las clases que nos gustan”, llevado por alumnos de José Luis Castillo. En este segundo taller no me quedé todo el tiempo, pues intenté paearme por otros de los talleres que me interesaban. Este es el problema de la simultaneidad de espacios: la oferta es más diversa y, por tanto, tienes que elegir qué perderte, pero el tiempo que hay es el que hay y no se puede hacer de otra forma.

Tras los talleres, cuando conseguimos juntarnos todos en el patio central de la Escuela de Arte -que no fue fácil- nos hicimos la tradicional foto de familia, gracias como siempre a mi amigo Antonio Sevilla, un crack.

fotofamiliaEl almuerzo oficial fue en el Bar Cayetana, en pleno Mirador de la Rambla. Con el último pastelito en la boca ya estaban los de Euterpe sacando al personal para ensayar el flashmob que se realizaría después en el entorno de la Escuela de Arte. Posteriormente nos fuimos al Teatro Apolo, un teatro muy coqueto en el que se pasó el testigo al EABE18, que se desarrollará en tierras malagueñas y del que, viendo el equipo de personas que subieron a recoger el testigo, seguramente disfrutaremos. Por supuesto, #yovoy.

Terminamos con un taller de cine y música en vivo, a cargo de David Álvarez, su hermano Manuel y una compañera que tocaba el violín. ¡Vive el cine mudo: El gordo, el Flaco… y ¡Acción!

Es evidente que cada cual puede contar que ha vivido un EABE distinto. Yo os dejo aquí el que yo he vivido, en compañía de mi familia y amigos. Tengo la fortuna de que mi mujer y mi Patri me sigan acompañando pues ya son eaberas también y de estar rodeado todo el tiempo de amigos y amigas y de saludar a muchos otros y de entablar conversaciones, aunque como siempre muchas se quedaron en el tintero. Mucha alegría de al menos poder saludar a gente que hacía mucho tiempo que no veía y echando de menos a muchos otros que no pudieron venir. Otro EABE más… y ya van 9.

POR UNA ESCUELA CON PASIÓN… ¡VÍVELA!

Continuará…

foto2 foto1Más información: